• informes1.png
  • informes2.png
  • informes3.png
  • informes4.png
  • informes5.png

Ahorrar Inteligentemente

Esta información está dirigida a las personas con poca o ninguna experiencia en el ahorro bancario. Con ella, tratamos de ofrecer aportes que puedan ayudar a los jóvenes y adultos a ampliar o mejorar los conocimientos del dinero que conlleven al ahorro inteligente.

La educación financiera fomenta la estabilidad económica en las personas, familias y en toda la comunidad. Cuanto más conocimiento y dominio sobre las diferentes opciones de crédito y servicios bancarios disponga las personas, en especial los jóvenes, mayor será la probabilidad de que inicien e incrementen sus ahorros para las diferentes necesidades, como estudios, vivienda o salud.

Ahorrar es tomar la decisión de separar parte del dinero obtenido y colocarlo en una institución financiera para su uso futuro. Si está claro del beneficio del ahorro, más fácil será transformar ese hábito en una prioridad financiera.

Paso sensillos para aprender a ahorrar:

  • Decídase a ahorrar. Empiece poco a poco, con los ingresos de pago de cada mes, seleccionando una cantidad específica o un porcentaje de sus ingresos. Cuanto más joven y pronto empiece a ahorrar e invertir, mayores serán los beneficios. Su dinero ganará dinero por sí mismo.
  • Antes de elegir el banco donde depositará sus ahorros, investigue y compare las tasas de interés que puede obtener por invertir su dinero, lo que le permitirá considerar inversiones a plazos fijos: largos, medianos o cortos.
  • Establezca sus objetivos relacionados con el dinero para un periodo de tiempo de cinco años como financiarse su especialidad profesional, un plan vacacional, comprar su casa, su auto, etc. La meta se convierte en algo tangible para trabajar en función de ella y ayuda a mantener la disciplina del ahorro.
  • Cuando se fije una meta, investigue su entorno, póngase plazos para lograrlo, compare precios y calidad.
  • Cuando se trata de tomar la decisión de ahorrar esta se hace difícil, por lo que es recomendable tener la opción de ahorro directo. Una buena opción es el débito automático en el que un banco retira la cantidad indicada directamente de su pago de nómina y lo deposita en su cuenta de ahorro.
  • Es recomendable elaborar y ajustarse a un presupuesto, que le brinda un panorama claro de sus finanzas, dado que visualiza cuántos ingresos percibe y cuánto se va en sus obligaciones financieras o deudas.
  • Lleve un registro mensual exacto de todos sus gastos. Al final del mes revise su lista y comprobará en donde puede comenzar a ahorrar y destinar ese dinero a su cuenta de ahorro.