• noticias1.png
  • noticias2.png

99.3% de ahorrantes están asegurados

99.3% de ahorrantes están asegurados

El ahorro promedio de los depositantes asegurados anda por debajo de los US$1,000

Grafico

 El 99.3% de los ahorrantes de Nicaragua, unos 855,322 que tienen cuentas con un máximo de US$10,000, están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos, Fogade, informó el presidente de esa institución, Rolando Sevilla.

“Los depositantes de todas (seis) las instituciones financieras deben estar seguros, se pueden sentir respaldados y tranquilos porque el Fogade cuenta con los recursos necesarios para garantizar los ahorros del público hasta por un monto de U$10,000”, dijo Sevilla.
Precisó que, en caso de una quiebra bancaria, el Fogade está en la capacidad de proteger a las personas y empresas que poseen depósitos a la vista, depósitos de ahorro y a plazo en el Sistema Financiero. El patrimonio del Fogade, agregó, cerró 2012 con US$109,3 millones.

Agregó que hasta la fecha, existen 855,322 cuentahabientes asegurados por la institución, cifra que se redujo en un 3.19% en comparación al número de ahorrantes que existía en 2011, cuando sumaban 883,501.

Los números

Carlos Briceño, Gerente General del Banco Lafise Bancentro, afirmó que al cierre de 2012 el Sistema Financiero nicaragüense contaba con más de 985,000 cuentas bancarias, que sumaban C$86,500 millones. En la cifra se consideran las cuentas manejadas tanto por personas naturales como por las jurídicas.

Por su parte, el economista René Vallecillo sostuvo que en este país todos los ahorros deberían estar protegidos y no establecer un techo de U$10,000.

"Esta garantía debería de ser mayor, porque ¿qué pasaría si mis ahorros son de U$20,000 y esa institución quiebra? Solo me garantizan U$10,000 y pierdo U$10,000", señaló el economista.

El monto de los depósitos protegidos en Nicaragua, sin embargo, es similar al que se resguarda en el resto de Centroamérica, de acuerdo con cifras oficiales.

Guatemala es el país donde se protege una mayor cantidad de dinero, con US$12,500, mientras que en Costa Rica el límite es de US$10,000, al igual que en Nicaragua.

En El Salvador la Ley impone un techo de protección de US$9,800 y en Honduras es de US$7,500.

Para Vallecillo lo ideal sería que se proteja el patrimonio total de los ahorrantes, lo que daría más garantía e incentivos a los cuentahabientes.

La última quiebra de una institución financiera en Nicaragua ocurrió el 4 de agosto de 2010, cuando la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras, Siboif, solicitó formalmente la liquidación forzosa del Banco del Éxito, Banex, un proceso en el que no hubo trauma para los ahorrantes.

En la actualidad, el Sistema Financiera Nacional goza de buena salud. El índice de morosidad bruta a diciembre de 2011 fue del 2.2%, menor al 2.9% de 2010 y 3.2% de 2009, de acuerdo con cifras oficiales.

Crece Patrimonio

Hasta diciembre pasado, el fondo patrimonial del Fogade se contabilizaba en US$109,3 millones, lo que marcó un crecimiento del 9.5% respecto al 2011, cuando el patrimonio era de U$100 millones.

Sevilla explicó a El Nuevo Diario que este fondo se nutre por medio de dos vías: una, a través del aporte anual que hacen los bancos, que es del 0.25% del total de los depósitos, y la otra, por medio de los rendimientos financieros que se obtienen de las inversiones que se realizan con el Fondo.

RS
Msc Rolando Sevilla (Presidente FOGADE)

 La Ley del Fogade establece que los recursos que reciben de los bancos tienen que ser invertidos en concordancia con lo establecido por la política de administración de las Reservas Internacionales del Banco Central de Nicaragua, BCN.

"Estos fondos se invierten en instituciones muy reconocidas y seguras a nivel mundial, tales como el Banco Centroamericano de Integración Económica, el Banco Latinoamericano de Exportaciones, entre otros, y los intereses que generan esas inversiones las vamos reinvirtiendo", explicó.

En 2005, por ejemplo, el patrimonio del Fogade era de US$54 millones, y al finalizar 2012 llegó a los US$109,3 millones al cierre de 2012.

"Este es un crecimiento promedio de alrededor de U$9 millones cada año", dijo Sevilla.

El presidente del Fondo de Garantía de Depósitos, Fogade, Rolando Sevilla, indicó que 2012 fue un buen año para la banca, y según los indicadores financieros, en 2013 podría haber una mejoría similar a la del año anterior.

"Podemos decir que ahora hay una mejoría notable en la banca, hay una mejoría notable en la gestión del riesgo crediticio, un descenso importante en la morosidad del crédito, hay una mejora en la cobertura de las provisiones para los créditos malos y el nivel de liquidez se mantiene en buen nivel", señaló.

Limitada capacidad de ahorro

Rolando Sevilla, presidente del Fondo de Garantía de Depósitos de las Instituciones Financieras, Fogade, señaló que por las características particulares de Nicaragua, donde la capacidad de depósito de la gente es limitada, el ahorro promedio de los depositantes asegurados anda por debajo de los US$1,000.

Fuente: www.elnuevodiario.com.ni